Borraja

BORRAJA

“Retírate. Retírate hacia adentro. Un poco más allá, más hacia adentro. Empuja hasta tocar el borde. Respira fuerte. Exhala el aire reprimido en tu aliento. No te detengas. Aprende a caminar de espaldas. Deja tu frente al descubierto. Si te hieren haz que tu cuerpo salte, se sacuda la sangre, el polvo oscuro. No dejes que la luz te encandile. Cierra los párpados y mira lo que irradia la tiniebla. Lleva contigo tu desfallecida palabra, tu naciente canto. Inaugura tu voz en lo más hondo.”Antonia Palacios, Ese oscuro animal del sueño

Publicar, editar y escribir requieren coraje y un viejo dicho dice que la Borraja nos brinda ese esfuerzo del ánimo. En el siglo XVII Robert Burton eligió esta hierba “para liberar el corazón de las nubes oscuras» (The Anatomy of Melancholy, 1621). La Borraja es una planta medicinal utilizada para tratar enfermedades pulmonares. Sus hojas y flores contienen mucho potasio y calcio. Tiene hojas ásperas y vellosas y flores azules, en ocasiones blancas o rosadas, que atraen a las abejas y en algunos países mediterráneos, las hojas también se valoran cocidas como verduras. Cada número de esta revista será un homenaje a una hierba y nuestro primer número lo dedicamos a la Borraja.

Las historias que forman parte de este volumen son ficciones que cargan consigo el ímpetu de contar algo sobre un personaje. Las escritoras convocadas escribieron bajo la premisa de hacer foco sobre un personaje en particular y la única petición adicional era que el título del cuento fuera el nombre de este. A lo largo de meses se estableció una larga correspondencia con las escritoras y así empezó el proceso editorial. Lo que continua después de esta introducción es el resultado de lo que fue una larga conversación. Este intercambio es crucial ya que a través de las relaciones que se establezcan con las escritoras que participen en la revista pretendemos explorar las maneras en que la palabra se transforma en la medida que compartimos impresiones con el otro. El amasijo de ideas que empiezan a surgir a partir del primer momento en el que se establece una interacción entre las palabras de la escritora y los ojos de la editorial, forman la alianza que quisiéramos profundizar. 

El sistema bajo el cual trabajan las lecturas y escrituras empieza con los ojos. Los ojos que se posan sobre el texto son los mismos que cada día ven cosas similares, rutinas y coreografías visuales que remiten a la confección particular de la vida que vive cada persona. Los ojos funcionan como una tecnología y esto lo digo pensando en Donna Haraway quien afirma que los ojos “pulverizan cualquier idea de visión pasiva”. Lo cual también puede decir que los ojos funcionan como sistemas perceptivos que a medida que van develando lo que está frente a ellos, construyen traducciones y maneras específicas de ver, que en definitiva, afirma Haraway, resultan en formas de vida. Así como también formas de lecturas y escrituras. 

Por otro lado nos interesa publicar ficción porque a partir de esta forma narrativa nos parece que es posible acentuar fragmentos de la vida, cuya proporción en la forma de cuento, puede desbordar e hinchar su sentido. Las historias están ahí para recordarnos que si a veces no estamos conmovidos, perturbados o de alguna forma movilizados por lo que está frente a nosotros es porque quizás debemos palpar, olfatear, tantear y rozar aún más lo que nos rodea. Una historia es una secuencia de lenguaje – pero también es una práctica en la que esta permitido escribir otro color sobre cosas que ya existen para hacernos sentir que son nuevas. 

En este primer número publicamos ficción escrita por mujeres hispanohablantes.Y será nuestra intención continuar haciéndolo para los números venideros. Estamos ávidos de leer lo que quieren narrar las mujeres, nos importan sus historias. De alguna forma, buscamos también inquirir con diligencia qué significa la escritura escrita por mujeres. Pero sobre todo queremos dar el espacio para que esas voces se encuentren y extiendan. 

Esta primera entrega trata sobre el carácter y esa pieza fundamental del cuento que es el personaje. Hay tantas maneras de crear personaje como escritoras y este número presenta dos cuentos y tres micro cuentos que nos dan una variedad de ejemplos escritos en diversos formatos y desde ángulos muy distintos. Desde formas del mundo distintas, las escritoras nos cuentan la historia de “Ximena” escrito por Claudia Lizardo Araujo; “Jazmín”, “Melisa”, “Angélica”, de Anja Torres y cierra la edición “Josefina”, de Noraedén Mora Méndez. Historias que hicieron su camino hacia estas páginas y que imprimen con coraje la primera vez de Ediciones Concordia.

Rebeca Pérez Gerónimo

Compartir